Virtualización profesional gratis de la mano de VMWare

VMware nos ofrece la posibilidad de usar su más avanzada tecnología de virtualización de forma gratuita, a través del software VMware ESXi. Hemos hablado ya sobre la paravirtualización de una forma bastante genérica en un primer artículo y hemos avanzado que Red Hat se ha puesto al día ofreciendo soluciones de virtualización competitivas, pero la intención de este artículo es ahondar un poco más en el software de virtualización VMware ESXi.

VMware ESXi es un software independiente de cualquier sistema operativo que trabaja directamente con el hardware físico del equipo y lo simula y gestiona para las máquinas virtuales que ejecuta, como se muestra en la siguiente imagen:

vmware_esxi_2

De este modo aprovecha los recursos físicos al máximo y minimiza los puntos de fallo de disponibilidad, puesto que como las máquinas virtuales no se sustentan sobre un sistema operativo genérico como tal, no dependen de su disponibilidad.

La suite la componen 2 herramientas:

1. VMware ESXi 4: Es el software ‘servidor’ que hace posible la virtualización.

2. VMware vSphere Client: Nos permite gestionar y utilizar las máquinas virtuales que se crean en VMware ESXi.

En cuanto a la comparación con los competidores, la principal ventaja de la virtualización VMware es que es independiente de cualquier sistema operativo y su ligereza, ya que solo ocupa 32 MB. Que no sea dependiente de ningún sistema operativo tiene la ventaja que hemos comentado antes y se puede ver a través de la siguiente imagen cómo usando la virtualización de VMware la disponibilidad de cada máquina virtual es independiente del resto y la tolerancia a fallos es mayor que en el caso de sus competidores. En la soluciones de los competidores, si se cae el sistema operativo anfitrión del software de virtualización, se cae toda la plataforma.

vmware_esxi_comp

Además éste software de VMWare, a pesar de ser gratuito, tiene las características más avanzadas en cuanto a virtualización se refiere. El truco está en que el software tiene limitaciones como por ejemplo que solo permite virtualizar 8 procesadores simultáneamente. Pero para actualizar el software a la versión avanzada, únicamente hay que licenciarlo.

Para echarle un vistazo de forma amena a todas las características y funcionalidades que ofrece, os recomiendo el video de presentación que hay en la web de WMware.

¿Lo habéis probado? ¿Qué os parece?

Paravirtualización, expande tus posibilidades

Hoy en día es muy usada la técnica de virtualización para aprovechar al máximo las capacidades físicas de los servidores, ahorrar costes y ofrecer diversas soluciones integradas en un mismo servidor.

Para los iniciados, de forma resumida, se puede definir la virtualización como una técnica que permite abstraer el hardware de un equipo de tal manera que se puede compartir entre varios procesos de ejecución. De esta forma podemos tener en una misma máquina física dos sistemas operativos ejecutándose, compartiendo los recursos físicos de la máquina. El software de virtualización es el que permite la abstracción del hardware para que pueda ser compartido.

El software que permite la virtualización de sistemas se denomina hipervisor. La arquitectura de trabajo de un hipervisor puede ser muy variada dependiendo del tipo de virtualización que permita. Hay muchos matices, pero para el desarrollo de este artículo solo vamos distinguir dos grupos de Hipervisores:

  1. Los que permiten la virtualización software: Son los tradicionales y a nivel doméstico seguramente los más utilizados. Este tipo de hipervisores interactúan con el sistema operativo de la máquina física para gestionar los recursos. Ejemplos de este tipo de hipervisores son el Virtual Box de Sun, Qemu con licencia GNU, Virtual Server de Microsoft, etc. La arquitectura de estos hipervisores se define según la siguiente imagen, sacada de la Wikipedia:

    hipervisor_software

    En la imagen se aprecia como este tipo de hipervisores son un software que se ejecuta sobre nuestro sistema operativo y nos permite gestionar los recursos hardware y compartirlos con las máquinas virtuales. Hay mucha literatura y muy variada sobre el rendimiento de las máquinas virtuales en esta virtualización, pero se habla de una media de penalización en el rendimiento en torno al 10-20%.

  2. Los que permiten la virtualización hardware o paravirtualización: Estos hipervisores son los más modernos y en teoría interactúan directamente con el hardware. Es por eso que en ocasiones y para determinados componentes hardware se requieren tecnologías específicas, como por ejemplo para la CPU en ocasiones se pide como requisito procesadores Intel con tecnología VT.

    La gran ventaja de estos hipervisores es el rendimiento. Microsoft, por ejemplo, asegura que con su hipervisor la penalización del rendimiento respecto a una máquina física es del 2%.
    Otra ventaja de este tipo de hipervisores es que según el software, permiten cambiar la asignación de memoria RAM y memoria en disco de una máquina virtual dinámicamente, de forma que no hace falta reiniciar la máquina virtual para que el cambio surta efecto. También se permite mover máquinas virtuales de un servidor a otro en caliente, sin necesidad de apagar la máquina virtual.

    La arquitectura de los hipervisores hardware podría representarse a través de la siguiente imagen, también sacada de la Wikipedia:

    hipervisor_hardware

    Como se puede observar, el hipervisor interactúa directamente con el hardware y se encarga de gestionarlo entre las máquinas virtuales que se encuentran en la capa superior. De esta forma el hardware se gestiona de forma mucho más eficiente y el rendimiento de las máquinas virtuales se incrementa de forma considerable.

    Entre las soluciones de paravirtualización más conocidas cabe destacar tres:

    1. La más reconocida: Se trata del hipervisor de VMWare. A nivel comercial es el hipervisor más extendido y reconocido. Fue de los primeros hipervisores y siempre ha sido una referencia. En su versión hardware se distribuye con una distribución GNU/Linux que permite la configuración y puesta a punto del hipervisor.
    2. La del gigante Microsoft: Es el Hyper-V Server 2008 R2. Este hipervisor ha visto la luz en 2009. Su antecesor, Hyper-V Server 2008(sin el R2), no permitía mover máquinas virtuales en caliente, ni alguna otra funcionalidad que VMWare sí. Es por lo que Microsoft se ha puesto al día con esta nueva versión Hyper-V Server 2008 R2, que requiere un sistema operativo Windows Server 2008 para instalarlo y una máquina de 64 bit con tecnología Intel VT. Ha salido hace muy poco tiempo y todavía no es considerado un producto lo suficientemente maduro como para catalogarlo de competencia digna de VMWare.
    3. La de software libre: Xen hypervisor. Este hipervisor es una versión libre, que intenta recoger todas las características de VMWare, aunque le falta todavía algo de recorrido en aspectos de compatibilidad con todo tipo de hardware. Se puede instalar bajo sistemas operativos GNU/Linux y Sin duda es una buena alternativa a las otras dos soluciones.