Los SmartPhones, destinados a triunfar en el mercado

smartphoneSegún un estudio realizado por Pyramid Research la cuota de mercado de los SmartPhones a nivel mundial será del 37% en 2014, frente al 16% de 2009.

Hace un par de años hubo momento clave en el mundo de los SmartPhones, que se corresponde con la salida al mercado del iPhone de Apple. En su momento revolucionó el mercado (como sigue haciendo), aunque en estos últimos meses hemos visto como, de nuevo, el mercado de los smartphones ha recibido un soplo de aire fresco de la mano del nuevo sistema operativo Android y las expectativas de un Windows Mobile 7 que se reinvente a sí mismo.

La oferta de terminales, sistemas operativos y tarifas de datos se ha visto aumentada y los precios empiezan a ser más asequibles. Además, para goce y disfrute de los más geeks, en España ha surgido una iniciativa de la mano de Geeksphone para comercializar el primer SmartPhone de ‘fabricante’ Europeo con Android.

Hoy en día Estados Unidos lidera el mercado de SmartPhones, pero en los próximos años se espera que los países de América Latina den el mayor estirón y que China desbanque a Estados Unidos en el liderato del mercado de telefonía móvil.

Al margen de cuotas de mercados y de saber cuántos teléfonos se venderán, existen otros muchos interrogantes más técnicos que marcaran tendencias en el uso de los SmartPhones y promocionarán avances en tecnologías existentes.
Entre las diferentes guerras tecnológicas que se prevén podemos destacar la de las pantallas táctiles: ¿capacitivas o resistivas? Hoy en día son mejores las capacitivas y ofrecen una mejor experiencia de usuario, pero también son mucho más caras. De las resistivas se dice que aparte de ser mucho más baratas, les queda mucho recorrido de mejora.

Que los SmartPhones son el futuro no es ninguna novedad, pero:

– ¿Qué sistema operativo predominará en el futuro? ¿Uno libre como Android u otros propietarios como el del iPhone o el Windows Mobile?

– ¿Seguirá teniendo el iPhone el éxito que tiene ahora?

– ¿Utilizaremos los dedos para navegar por los menús del teléfono o usaremos nuestra voz o los ojos?