Compartir recursos Windows en Linux (Ubuntu)

Inconveniente: acceso a los servicios de red Windows desde Linux

Uno de los inconvenientes que se encuentran los usuarios de equipos con sistema operativo Linux al conectarse en una red ofimática Windows es la dificultad de acceder a los recursos y servicios de red que ésta ofrece, ya que suelen estar orientados casi exclusivamente al empleo de equipos Windows,

Uno de los servicios de red más habituales son los servidores de ficheros, es decir, servidores dedicados al almacenamiento de ficheros compartidos por los usuarios de la red ofimática.

El servicio es similar al de las carpetas compartidas en ordenadores con Windows.

Para el acceso a esos servicios entre equipos con Windows, se emplea un protocolo denominado SMB, propio del sistema operativo, y que no es el empleado habitualmente en Linux que, al ser Unix, utiliza NFS y otros protocolos de red más eficientes.

Solución: cliente SMB en Linux

En la mayoría de las distribuciones actuales de Linux, se ha solucionado el inconveniente del acceso a carpetas de Windows integrando en entorno de trabajo el protocolo SMB como una opción más de conectividad.

De esa forma es posible conectarse a recursos compartidos de Windows como si fuesen recursos de una red Linux de forma transparente para el usuario.

Realizando unas sencillas operaciones de configuración se puede establecer un directorio compartido de un servidor o estación de trabajo Windows para que aparezca como una carpeta más en el navegador de archivos de Linux.

En el caso de Ubuntu/Linux Mint con Gnome los pasos a dar son los siguientes:

  1. Seleccionar la opción “Red” del menú de Inicio, subgrupo “Lugares”.
  2. En la barra de menús seleccionar “Archivo”, opción “Conectar con el servidor …”.
  3. En el formulario que aparece indicar los datos de conexión, fundamentalmente: el hostname o la IP del equipo que administra el recurso Windows y el nombre del recurso compartido.
  4. Pulsar el botón de “Conectar”, indicando a continuación el nombre de usuario y la contraseña de acceso al recurso.

De esta misma manera es posible acceder a discos o impresoras compartidas de Windows desde Linux.

Tutorial: cómo instalar XAMPP Lite sobre Windows

Como ya comentamos en un artículo anterior titulado “Guía-burros para XAMPP”, XAMPP es un bundle de aplicaciones de software libres que proporciona una forma fácil de instalar y configurar los servicios básicos de un servidor web.

Aunque en el mencionado artículo ya se describió de forma muy somera el proceso de instalación de XAMPP creemos que merece la pena detallar cómo instalar dicho bundle en un sistema operativo Windows, dado que otros sistemas operativos (por ejemplo Linux) ya suelen traer algunas de las aplicaciones preinstaladas.

La versión de XAMPP recomendada para su instalación en Windows es XAMPP Lite, que se puede descargar desde la web oficial.

La denominación “XAMPP Lite” deriva de “Light-weight” (ligero) ya que esa versión de XAMPP contiene únicamente los paquetes básicos (PHP, MySQL, …) , quedando fuera otros servidores o herramientas como Mercury Mail y FileZilla FTP. Además tampoco se elaboran versiones con instalador o de actualización de XAMPP Lite.

Proceso de instalación y configuración de XAMPP

Descargar el software

Para asegurarse de escoger la última versión estable de XAMPP Lite conviene acceder a la página oficial de “XAMPP para Windows”.
Allí. hay que desplazarse hasta la sección titulada “Download” y dentro de ella buscar el cuadro correspondiente a XAMPP Lite.
De las opciones existentes se recomienda elegir: “EXE – Self-extracting RAR archiv” porque es la que simplifica más el proceso de instalación.

xammp-zip

Descomprimir e instalar el software

Una vez descargado se ha de ejecutar el fichero (EXE) que se encarga de preguntar en qué directorio deseamos instalar el software (por defecto es C:\) y después hay que pulsar “Install”.
Una vez terminada la instalación se ejecutará automáticamente el script “setup-xampp.bat” que realiza la configuración mínima de XAMPP: instalar los iconos del menú de inicio y del escritorio, localizar las rutas de los ejecutables (en ese punto da la posibilidad de preparar la instalación para ser ejecutada en un disco externo USB) y configurar las zonas horarias para PHP y MySQL.
xampp-setup

Arrancar el servidor

Una vez terminada la instalación y como último paso de la ejecución del script setup-xampp.bat, se puede inicial el panel de control gráfico de XAMPP, desde donde podemos arrancar y detener los procesos del servidor.

Configurar el software

Acceder desde el navegador al interfaz de XAMPP indicando la URL http://localhost y elegir el idioma del servidor.
Consultar el estado del servidor seleccionando la opción “Estado” del menú de la izquierda.
A partir de este momento ya se puede trabajar con el servidor:

  • Para consultar la configuración de PHP: http://localhost/phpinfo
  • Para configurar las bases de datos: http://localhost/phpmyadmin
  • Para almacenar las páginas web en el servidor: el directorio raíz de los documentos por defecto es %DIR_INSTALACION%/htdocs (Se puede cambiar editando: %DIR_INSTALACION%\apache\conf\httpd.conf)

Establecer el nivel de seguridad del servidor

XAMPP no está destinado a entornos de producción sino para entornos de desarrollo por lo que la configuración por defecto no es buena desde el punto de vista de la seguridad (por lo menos no es suficientemente segura para un ambiente de producción).

Por ello se recomienda realizar unos chequeos de seguridad accediendo a http://127.0.0.1/security, página en la cuál encontraremos también las indicaciones necesarias para reforzar la seguridad del servidor.

xampp-lite-2

¿Tienes un Blog de calidad?

emezeta_rankHoy son muchos los que se deciden lanzar a la aventura de crear su propio blog. Una vez dominado el apartado de la dificultades técnicas que te puedas encontrar a la hora de construir el site, necesitarás un buen plan de promoción y texto interesante con el que rellenar páginas y páginas de tu blog. Aún así no es tan simple como pudiera parecer y existen otras dificultades añadidas más difíciles de identificar.

Un problema que puede surgir es a raíz de la exquisitez de Google. Es difícil de tener contento al buscador al 100%. Encontrarás cientos de recomendaciones sobre buenas prácticas al diseñar tu Web, para que se indexe lo mejor posible en los barridos que hace Google, pero parece casi imposible atender a todo.

Los siguientes problemas que te encuentres pueden ser derivados del hosting. Tiempos altos de respuesta del servidor, el no usar compresión “HTTP al vuelo” al servir las páginas, etc.

Para poder solucionar o mejorar en la medida de lo posible todos estos conflictos que se presentan, es necesario antes identificarlos. Existen multitud de herramientas de diagnóstico, pero nos ha llamado especialmente la atención la herramienta Emezeta Rank.

En esta Web introducimos la URL de la Web que queremos analizar y en cuestión de segundos nos hará un análisis bastante exhaustivo sobre los puntos fuertes y puntos débiles de nuestro site. Revisa aspectos como los tiempos de respuesta del servidor donde se aloja la Web, el Sitemap, el número de páginas indexadas en los principales buscadores, etc.

Intentar conseguir que todos los puntos que muestra la aplicación estén en verdes sería un muy buen indicador de la calidad de nuestra Web/Blog a nivel técnico y del éxito del plan de promoción, por lo que si buscáis ese toque de perfección que caracteriza los trabajos bien hechos, aquí tenéis una buena herramienta con la que ir evaluando cada paso que deis.