Publicidad y redes sociales (Foursquare, Gowalla, Yelp)

Parece que las campañas publicitarias tradicionales van a pasar a la historia. Ya no veremos más anuncios por radio y televisión, en carteles y periódicos, producidos por las agencias de publicidad y pagados por las empresas anunciantes, Eso se acabó. Seremos nosotros, los consumidores, los agentes publicitarios de los negocios y además lo haremos gratis (o casi). Todo ello gracias a la web 2.0 y a las redes sociales.

Cuando ya nos habíamos acostumbrado a consultar en las webs de agencias de viajes las críticas de los hoteles antes de hacer una reserva y a poner comentarios si el hotel nos había gustado o disgustado mucho, surgieron servicios de directorio o páginas amarillas orientados expresamente a recoger comentarios y críticas de los usuarios. Estos servicios animaban a los usuarios a convertirse en críticos “amateur”, empleando para ello diferentes incentivos, y consiguiendo a cambio jugosos contenidos por un bajo coste.

Después las empresas han descubierto en las redes sociales un nuevo canal de comunicación con sus clientes. Es el caso de Mercadona, Coca-cola y Zara en Facebook, por ejemplo.

Y actualmente, gracias a las tecnologías de geolocalización y a la disponibilidad de conexiones 3G de intenet móvil, están surgiendo servicios que animan a moverse por la ciudad, consumir y convertir el día en un reality con propaganda online. Los más destacados son Foursquare, Gowalla y Yelp.

Los usuarios de Foursquare se registran desde su teléfono móvil indicando el lugar en que se encuentran y envían recomendaciones en forma de mensajes breves. Con ello consiguen mejorar su status en el servicio así como regalos y otras ofertas por parte de los negocios visitados.

Foursquare y compañía tienen claro su modelo de negocio: conseguir información de marketing muy valiosa para las empresas (sus verdaderos clientes) y ofrecer a éstas una alternativa a los tradicionales sistemas de fidelización. Para ello incentivan al usuario a interactuar con su servicio con la excusa del juego, los regalos y el enriquecimiento de la vida social.

No hace mucho Mashable publicaba un artículo en el que recogía la manera en que, a su entender, uno de estos servicios (Foursquare) estaba cambiando el mundo:

  1. ofrece a las empresas un nuevo tipo de programas de fidelización.
  2. convierte una actividad social en un juego.
  3. redefine lo que se entiende por un cliente habitual.
  4. establece una mayor conexión entre clientes y empresas.

Se les olvidó decir que lo que se presenta como “un altamente adictivo pasatiempo de early adopters para alertar a sus amigos de su paradero y competir por ser los alcaldes virtuales de sus sitios preferidos, mejorando con ello su vida social” es realmente un negocio en el que unos usuarios atraen a otros usuarios a los comercios y éstos explotan la información en sus estrategias de negocio, pagando por ello al intermediario que les permite conseguir la información.

Un dato: Foursquare ofrece aplicaciones para Android y para iPhone o navegador web para la comunicación entre los usuarios y se integra con Twitter y Facebook.

Markettroops, una nueva forma de comprar

Hace poco me he topado con este sitio y me ha llamado la atención. Bajo el lema “La revolución de los pequeños compradores”, en la Web de markettroops nos ofrecen la posibilidad de comprar al por mayor de una forma muy simple y original que, por lo menos yo, no había visto antes por Internet.

markettrops

Básicamente se trata de agrupar usuarios que quieren comprar cierto producto, para pedirlo en grandes cantidades y así disfrutar de un descuento en el precio.

Por lo que he podido leer, funciona como un punto de encuentro entre vendedores y compradores, donde se supone que ambos grupos sacan beneficio. Los vendedores venden grandes partidas de una sola vez y los compradores obtienen descuentos al hacer pedidos de muchas unidades.

Es un proyecto en fase de despegue que puede convertirse en una revolucionaria forma de comprar a buen precio.

Os ánimo a que lo probéis y opinéis que os parece.

Vía nodejodeaprender.com